Relojería

La necesidad de conocer el momento en el que nos encontramos. Un poco de Historia.

Las personas desde la antigüedad hemos tenido la necesidad de conocer el momento del día en el que nos encontramos, de ello depende en gran parte nuestras costumbres cotidianas.

Levantarse, desayunar, ir a trabajar, comer, cenar, quedar con los amigos, etc. El tiempo es el que nos indica que fase de nuestro diario nos toca ahora.

Levantarse, desayunar, ir a trabajar, comer, cenar, quedar con los amigos, etc. El tiempo es el que nos indica que fase de nuestro diario nos toca ahora. Por eso se inventó el reloj, ideal para controlar los cambios de escenarios en nuestra vida

A lo largo de la historia, el reloj ha evolucionado muchísimo, desde el reloj solar a los más modernos y sofisticados relojes inteligentes, capaces de controlar nuestro ritmo cardiaco o recibir llamadas (Os acordáis del famoso reloj de Michael Knight y su coche fantástico, quien diría en aquella época que sería posible..)

La evolución de los relojes ha sido mayúscula, desde el reloj solar, de arena, agua… pero la revolución llegó con el reloj mecánico. Su precisión era mucho más fiable, aunque necesitaba algunos ajustes.

Todos los relojes eran pesados y grandes hasta que apareció el reloj de bolsillo. Comenzaba una nueva era combinando la maquinaria y precisión con la alta joyería.

Los relojes de bolsillo eran exclusivos de los hombres, hasta que apareció el primer reloj de pulsera, este sería para las mujeres.

Pero alrededor de 1880, aparecieron los primeros relojes de pulsera para los hombres, surgieron por una necesidad militar, sobre todo para los pilotos, que necesitan conocer la hora sin tener que sacarlos de sus bolsillos.

Los relojes mecánicos actuales combinan la precisión de sus maquinarias internas con la alta joyería y los diseños más actuales.

 

 

Algunas marcas disponibles en nuestra tienda

621 23 22 60
Abrir chat